idioma español idioma ingles idioma frances

Si necesitas relajarte, ves al mar

Si necesitas relajarte, ves al mar

Escuchar el sonido de las olas nos relaja. Siempre ha sido un recurso muy utilizado en terapias de relajación, como recurso para la inspiración o incluso para la decoración de nuestros hogares. De hecho, las zonas costeras son el destino preferido para las personas que buscan relajarse.

Existen varios motivos por los que el mar ejerce un efecto calmante sobre los seres humanos. El primero es el color azul. Este tono ejerce un efecto tranquilizador y es muy utilizado en la decoración de interiores.

Nicholas Humphrey, psicólogo británico, demostró mediante un experimento con primates que éstos preferían entrar en un recinto pintado de azul que en otro con tonos rojos. Por otra parte, en el cubículo azul se estabilizaba su presión arterial al mismo tiempo que disminuía su ritmo respiratorio. Además, Humphrey sacó otra conclusión muy curiosa; los bebés se relajan con mayor facilidad bajo una luz azul, por lo que podría tratarse de una sensación innata, es decir, que la llevamos con nosotros desde nuestro nacimiento.

Shelley Batts, neurocientífica de la Universidad de Stanford, explica que el sonido de las olas sigue el mismo ritmo que nuestra respiración, lo que contribuye a que nos relajemos. Por otra parte, el psicólogo de la Universidad de California Philippe Goldin, comenta que el océano, el cerebro y el líquido amniótico (el que se encuentra en la placenta durante el embarazo), tienen una composición similar.

Investigadores ingleses de las universidades de Plymouth y Exeter y el National Marine Aquarium han podido comprobar que contemplar el nado de los peces en el mar o en el acuario es bueno para la salud; ralentiza el ritmo cardiaco, mejora el estado de ánimo y también minimiza la tensión arterial.

Asi que, si necesitáis un momento de relax, tan sólo basta con tumbarse en la arena de alguna playa tranquila, cerrar los ojos y dejarse llevar por el sonido de las olas. Y si no tenéis la suerte de poder ir a la playa, siempre es buena opción decorar nuestra casa con tonos azules, comprarnos un acuario con peces y ponernos de vez en cuando alguna grabación con el sonido del mar mientras disfrutamos de una pausa.

Comments are closed.