Las acciones vandálicas contra las ayudas a navegación siguen siendo uno de los mayores problemas para las autoridades portuarias y organismos gubernamentales en todo el mundo.

Aun hoy en día no es extraño leer una noticia o recibir una petición de reparación o reposición de elementos por parte de los organismos dedicados a la señalización marítima, ya sea por actos vandálicos o por utilización incorrecta de las ayudas a la navegación. En muchos casos las boyas de balizamiento, oceanográficas o meteorológicas son utilizadas como boyas de amarre por embarcaciones pesqueras y, por consiguiente, estas acciones causan desperfectos o incluso inhabilitan las ayudas a la navegación. No debemos olvidar que las boyas son el soporte en el mar de una señal de seguridad marítima (baliza o linterna), de paneles solares que alimentan esta señal, de sensores y demás elementos que la componen (reflectores de radar, marcas diurnas, etc…).

Dependiendo del material con el que esté fabricada la boya, los abordajes pueden o no dañar al flotador. 

Nuestras boyas con flotador de elastómero, realizado con lámina de espuma de polietileno de célula cerrada (nula absorción de agua) y proyectado con una capa de poliuretano elastómero pigmentado en color, son prácticamente insumergibles, incluso ante un fuerte impacto. Pero existen otro tipo de materiales como el polietileno rotomoldeado o el acero, que acusan mucho más las agresiones. Cada vez son más las peticiones para producir boyas en elastómero tipo anti-vandálicas. Así, como puede verse en la imagen inferior, por un lado, su diseño cónico en la parte superior evita abordajes y, por otro, el elastómero las hace capaces de soportar repetidas colisiones sin sufrir deformaciones.

Recientemente,  el periódico ElHeraldo de Colombia se hacía eco de la denuncia por parte de la DIMAR (Dirección General Marítima Colombiana) que denunciaba actos vandálicos e incluso hurtos de los paneles solares y las linternas, causando así daños no sólo económicos sino de seguridad en la navegación marítima, puesto que éstas quedaban sin servicio, por lo que han llegado a restringir la navegación nocturna.

Desde Mediterráneo Señales Marítimas, no sólo denunciamos estos actos y pedimos responsabilidad  y buen hacer a todos los navegantes, sino que, por ser conscientes de estos problemas, no dejamos de diseñar e innovar para poder minimizar en la medida de lo posible este tipo de acciones.