idioma español idioma ingles idioma frances

El atractivo de los viejos faros de Canarias

Actualmente, todo aquello que es antiguo goza de una mayor belleza y atractivo para las personas. Cuando viajamos, prestamos especial interés por aquello que tiene una historia detrás para recabar información y empaparnos de la cultura de ese lugar.

Uno de los grandes atractivos con el que cuenta el litoral canario son sus faros de 150 años de servicio. Su belleza arquitectónica y su pasado histórico les ha posicionado como uno de los reclamos turísticos de primer nivel. Así pues, reciben gran cantidad de turistas que desean admirar su belleza.

En Gran Canaria podemos encontrar el Faro de la Isleta, uno de los más relevantes. Este faro de torre cónica es uno de los más antiguos del archipiélago, ya que se inauguró en el año 1865. Se encuentra en un promontorio volcánico a 239 metros de altitud, concretamente en el extremo noreste de la isla. Su ubicación, se encuentra en territorio militar, por lo que se permite visitarlo únicamente pidiendo permiso.

En el sur de Gran Canaria se encuentra el Faro de Maspalomas, uno de los más fotografiados. Se encuentra en una zona muy concurrida por los turistas, llena de comercios y restaurantes. Se inauguró en el año 1889 y alcanzaba las 27 millas sobre las aguas, en una zona prácticamente aislada.

Por otro lado, en Lanzarote encontramos el Faro de Pechiguera. Podemos verlo en el extremo sudoeste de la isla e ilumina el estrecho de la Bocaina. A día de hoy se encuentra fuera de servicio, pero funcionó durante 120 años e iluminaba con una lámpara que consumía aceite de oliva. Su edificio fue declarado hace 15 años Bien de Interés Cultural.

En Alegranza, podemos encontrar el Faro de Punta Delgada, el más septentrional de las Islas Canarias. Su foco ilumina zonas de navegación de Europa, América, África y Australia. En La Palma se encuentra el Faro de Punta Cumplida. En el año 2011 se convirtió en el primer faro de Europa en usar lámparas LED de alta potencia, por lo que resultó todo un ejemplo en el ahorro energético.

El Faro de Fuencaliente también se encuentra en esta isla. En el extremo sur de la isla conviven el viejo faro, en servicio en 1904 y el nuevo, que data de los años ochenta. El primero de ellos, se vio afectado en el año 1971 por el volcán Teneguía.

La isla de La Gomera permite a los visitantes conocer el Faro de San Cristóbal, que entró en servicio en el año 1906 en el extremo de la costa oriental de la isla. Se convirtió en la primera obra pública en La Gomera tras cuatro siglos de posesión española.

El Hierro posee en su costa sudoeste el Faro de Punta Orchilla. El edificio se encuentra encajado en un paraje revestido de piedras volcánicas de gran cantidad de tonalidades.

Por su parte, en Fuerteventura se erige el Faro de Punta de Jandía en un edificio que se encuentra sobre una pequeña península que se proyecta en terrazas hacia el Atlántico. Este edificio, alberga hoy en día el Centro de Interpretación del Parque Natural de Jandía.

El Faro del Tostón se encuentra en el otro extremo de la isla, enclavado en la pequeña península de Punta Ballenas, cerca de la localidad de El Cotillo. El edificio original se encuentra fuera de servicio actualmente y funciona como Museo de la Pesca Tradicional, mientras que una nueva torre de 37 metros de altura inaugurada el pasado 1985, continúa iluminando el mar.

El archipiélago canario no cuenta únicamente con unas temperaturas privilegiadas y unas playas de ensueño, sino que su historia marítima se ha convertido en un gran reclamo turístico que conviene conocer.

Comments are closed.