Incendio a bordo

Incendio a bordo

En el caso de que se produzca un incendio a bordo, se debe seguir un protocolo de socorro, contención y extinción tal como recogemos a continuación.

 

Ayuda

 

Si se produce un incendio a bordo, debemos activar el procedimiento de socorro. Un miembro de la tripulación debe encargarse de esta labor para que el resto pueda encargarse de las labores de contención. Lo primero es transmitir la señal de alarma. Seguidamente, se debe efectuar una llamada de socorro por el Canal 16.

 

Contención

 

Las labores de contención consisten en revisar y comprobar que los sistemas contraincendios estén funcionando adecuadamente: detectores, alarmas, difusores de agua, medios automáticos de extinción, etc. Si estos sistemas funcionan correctamente, es probable que se pueda contener el incendio antes de que crezca.

 

Extinción

 

Mientras se trata de extinguir el incendio, la tripulación de la nave debe prepararse para hacerle frente mientras llegan los servicios de salvamento. Los recursos que nos ayudarán a combatir un incendio son:

 

  • Sistemas de extinción fijos: difusores de agua y mangueras.
  • Sistemas de extinción portátiles: extintores, equipos de respiración autónoma, baldes, etc.
  • Bombas de achique: para evitar que el banco se hunda mientras echamos agua al fuego.

 

Es imprescindible que la tripulación esté bien formada y preparada, que mantenga la calma y sepa cómo actuar ante un incendio a bordo.